Review del Nokia Lumia 520, el Windows Phone 8 más accesible

1

No somos pocos los que estamos sorprendidos por la situación actual de Nokia, habiendo sido la empresa referente en lo que a tecnología móvil se refiere para encontrarse, en la actualidad, llena de dudas por su futuro más inmediato. Aún poseedora del título al fabricante mejor posicionado en el segmento de los móviles más accesibles, es en la gama media y alta donde ha perdido su fuelle, quedando sus smartphones relegados a la opción menos elegida. Y no es que Nokia haga peores teléfonos, porque los Lumia con Windows Phone son la muestra de la extrema calidad que ponen los finlandeses en todo lo que hacen, sino por una serie de elecciones que les han alejado del público mayoritario. ¿Es Windows Phone 8 una tabla de salvación para Nokia? Pues no sabemos. Pero de lo que sí que estamos seguros es de que poseen la mejor oferta para los que buscan un smartphone de calidad a un bajo precio, teniendo en el Nokia Lumia 520 a su mayor exponente. Y nada mejor que hacerle un análisis a fondo para comprobarlo.

Éste es un teléfono peculiar ya que está muy por encima del precio marcado de venta. Al menos en su calidad general y en su funcionamiento, dando en todo momento la sensación de que se trata de un smartphone muy superior al resto de la gama equiparable. Compacto sin ser pequeño, de buen tacto a pesar de ser de plástico, con un hardware más que decente para su precio y con una experiencia de uso que no desmerece a ninguno de sus hermanos Nokia Lumia. Incluso si lo comparamos con el excelente Nokia Lumia 920. ¿Pueden todos los teléfonos de 200 euros decir esto? Está claro que no, ofreciendo mucho menos de lo que nos brinda el protagonista de hoy. Como va a quedar plasmado en esta review.

Construcción

Construcción y diseño

Construcción y diseño

Ya lo hemos comentado en la entradilla, por lo que toca ponerlo de manifiesto en este primer apartado: el Nokia Lumia 520 posee unas líneas compactas fabricadas enteramente en plástico, con una cara rectangular si miramos al móvil de frente y presentando un cuerpo de acabados suaves si lo miramos por detrás, adaptándose la tapa posterior a la mano para situarse cómodamente en la palma. Y su tamaño ayuda poderosamente, pudiendo decir que tiene las dimensiones justas para alguien que necesite una pantalla suficiente sin la necesidad de caer en las excesivas pulgadas que están tan de moda. Y con el detalle añadido de disponer de una tapa trasera permitiendo acceder a componentes tan importantes como lo son la batería y la tarjeta SD. Además de tener la opción de encontrar el Nokia Lumia 520 en diversos y llamativos colores, pudiendo cambiar de estilo con sólo cambiar dicha tapa. De acabado liso y sobre la que se enclavan la cámara, el flash y la salida de sonido trasera, con un aspecto que creemos le hubiera sentado mejor: un acabado con tacto de goma. Pero, por la calidad del plástico, podemos decir que tampoco se hace imprescindible.

Los botones físicos siguen la misma situación y aspecto del resto de la gama Lumia, estando todos sobre el costado derecho según se mira el teléfono de frente. También los botones son de plástico, pero no se aprecia una pérdida de calidad aparente, ofreciendo una tacto adecuado a la presión con el detalle de tener botón dedicado a la cámara con doble posición, lo que ayuda a enfocar y a disparar cómodamente. Y en lo que respecta al frontal, encontramos una cara limpia y sin nada que enturbie el diseño en negro, ofreciendo los tres botones táctiles de control en la parte baja con los sensores en la zona superior, ausentándose la cámara delantera. Aunque no por ello el sensor de luz ambiental, por lo que disfrutaremos de brillo automático para la pantalla. Algo que no suele ser habitual en un móvil de su categoría.

Construcción y diseño

El aspecto exterior del Nokia Lumia 520 es fantástico, sentándole muy bien a la vista y al tacto. No es incómodo de manejar y la tapa encaja bien en el resto del cuerpo, dejando menos holgura de la que podemos encontrar en el Nokia Lumia 620. No cruje si hacemos presión con los dedos y sus líneas, aún siendo bastante comunes, poseen ciertas aristas en la parte posterior junto con las esquinas y bordes redondeados, dándole a este smartphone un toque original en su diseño. Que encaja a la perfección en unas cualidades de hardware que siguen el mismo equilibrio de calidad.

Potencia

Hardware y potencia

Hardware y potencia

Este es el apartado donde los móviles suelen mostrar sus armas para defenderse de los contrincantes de compra, siendo escasa la cantidad de dichas armas que poseen los terminales económicamente accesibles. Pero no podemos decir que el Nokia Lumia 520 carezca de opciones, porque no es así, teniendo en primera instancia una pantalla de cuatro pulgadas que, pese a ser TFT y carecer de tecnología de mejora de la imagen como pudiera ser ClearBlack de otros Nokia Lumia, sí que posee IPS junto a una resolución algo corta de 480X800 píxeles que, sin embargo, otorga colores naturales con un ajustado contraste. Además de ofrecer unos contornos detallados dando una grata impresión de la calidad en pantalla, mostrando buena respuesta al tacto con cristal endurecido para la capa superior. No es Corning Gorilla Glass, pero sí que se ve resistente.

Moviendo la pantalla nos encontramos con un procesador de 1 gHz y doble núcleo Qualcomm Snapdragon, anclándose en lo mínimo de Windows Phone 8 y sin que este hándicap afecte a su rendimiento final. El Nokia Lumia 520 mueve el sistema de forma fluida en todo momento, teniendo idénticas sensaciones a las que hemos obtenido de modelos superiores. Aquí la optimización que Microsoft ha aplicado a su sistema se nota para bien, apoyado en su GPU Adreno 305 y en una más que justa memoria RAM de 512 MB y 8 GB de almacenamiento interno. La RAM limitará negativamente el futuro de este teléfono, aunque no nos hemos encontrado con problemas en la actualidad: las apps no demandan más capacidad, funcionando bien hasta los juegos de Xbox LIVE. Aunque aquí la capacidad de almacenamiento interno tiene mucho que decir, quedándose limitada relativamente pronto. Con la opción de volcar fotos y vídeos a la memoria SD, que algo ayuda.

Review del Nokia Lumia 520, el Windows Phone 8 más accesible

El resto de aspectos de hardware se mantienen en la línea general de equilibrio, ofreciendo buen rendimiento sin menospreciar la calidad de los componentes. En el Nokia Lumia 520 no dispondremos de NFC, por ejemplo, pero sí que tenemos GLONASS apoyado en el A-GPS. Además de traer de serie Wifi a/b/g/n de doble banda, Bluetooth 3.0 y redes móviles compatibles con HSDPA de hasta 21.1 megabits por segundo. También disponemos de un altavoz trasero realmente potente para lo pequeño del dispositivo y de la mala situación en cuestión de diseño. Quizá no se escuche todo lo claro que debería, distorsionando cuando pasamos de la mitad del volumen. Y en el terreno de la batería, esta se muestra justa en la tabla de especificaciones y en el uso contrastado, quedándose algo cortos sus 1430 mAh. En la práctica, llegará al final de la jornada por los pelos si lo usamos con un ritmo medio y sin demandarle potencia o brillo a su pantalla, quedándose en 6 o 7 horas si le damos algo más de caña. O menos si mantenemos encendida mucho tiempo la pantalla. Dejándolo en stand by y sólo con notificaciones, ha durado en la mesa un día y medio más o menos, lo que deja claro el rendimiento de la batería.

La cámara sigue la misma andadura que la batería, mostrando un rendimiento aceptable para un uso común que falla cuando le demandamos algo más de calidad en las capturas conforme desciende la luz. Sus 5 megapíxeles de sensor son suficientes para subir fotos a las redes sociales o guardar los momentos al vuelo, pero poco retoque se podrá hacer después con ellas. Con unos colores apagados y bastante ruido en media iluminación, teniendo una respuesta decente en lo que se refiere a la rapidez entre toma y toma y con las ventajas de las aplicaciones de cámara que encontramos en los Nokia Lumia de forma exclusiva. Además, es capaz de grabar vídeo en 720p, con unos resultados que se mantienen al nivel de lo obtenido en el lado fotográfico.

Review del Nokia Lumia 520, el Windows Phone 8 más accesible

Como ya habéis visto, no es que el Nokia Lumia 520 posea un hardware de vanguardia, pero sí que disfruta del equilibrio suficiente como para mover de manera envidiable Windows Phone 8. No esperaremos esa fluidez y rapidez de la interfaz antes de usarlo, siendo una delicia si tenemos en cuenta su precio reducido. Visto lo visto, pocos otros terminales de este rango alcanzarán el rendimiento de este móvil, siendo una garantía para el que tampoco desea gastarse mucho dinero. Y teniendo un buen elenco de aplicaciones exclusivas, como describimos en la siguiente sección de la review.

Aplicaciones

Software y aplicaciones

Software y aplicaciones

No podemos decir que el Nokia Lumia 520 se distinga en exceso de otros smartphones puesto que no es el caso. Aunque esto, lejos de ser negativo, es un punto a favor para un teléfono de sus características, ofreciendo la misma interfaz y aplicaciones de sus hermanos mayores. Quizá su hardware más limitado no le permita usarlas con la misma soltura o se vea recortado en las funciones que su hardware no soporta, que son pocas, pero lo cierto es que no se aprecian diferencias de fluidez y rapidez con otros terminales superiores. Es algo que ya hemos dicho y, nos tememos, vamos a repetir con casi cualquier otro Nokia Lumia con Windows Phone, siendo parte del desencanto que pueda provocar este sistema operativo. Aunque también tiene ventajas.

El Nokia Lumia 520 dispone de acceso a la sección de Nokia dentro de la Windows Phone Store, pudiendo descargar las aplicaciones que tan conocidas se han hecho entre los usuarios. Desde Nokia Música con sus listas gratuitas de Mix Radio a todo el compendio de Here Maps, disponiendo también de Conducir y sus rutas asistidas por voz con mapas offline. Todas estas apps ya las hemos reseñado junto al resto de terminales, ofreciendo también la última versión de Windows Phone 8 junto con todas las mejoras que introdujo Microsoft en el sistema tras el salto desde 7.5. Con sus baldosas móviles que cambian en tres tamaño o el rincón infantil, dos de las incorporaciones más llamativas.

Nos gusta el software nativo del Nokia Lumia 520 además de todas las apps a las que tiene acceso, ya sean exclusivas de Nokia o no. Podremos instalar en este teléfono móvil las más conocidas, como Whatsapp, Line, Skype o Angry Birds, sin que se vean lastradas en calidad frente a otras versiones. Aunque siempre adaptadas a Windows Phone, siendo algo que no gusta a todo el mundo. ¿Os atrae el minimalismo y queréis adquirir un móvil que os dé acceso a una gran cantidad de apps que siguen ese mismo estilo sencillo? Pues este Nokia Lumia 520 es lo más económico que vais a encontrar. ¿Preferís un software más abierto y personalizable? Pues seguramente no os convenza ni este teléfono ni cualquiera basado en el sistema operativo móvil de Microsoft, aunque nunca está de más hacer la prueba. Y un primer paso sería ver la review en vídeo que tenemos a continuación, donde podréis observar al pequeño Lumia en todo su esplendor.

Vídeo HD

Review y análisis en vídeo HD

Vayamos a una de las partes que más interesan cuando hablamos de reviews de móviles: su análisis en vídeo. Y siendo un terminal que, como habéis visto, ha despertado muy buenas sensaciones en nuestras manos, cabría esperar que también obtuviese muchos puntos delante de la cámara, como así ha sido. ¿Queréis ver a este Nokia Lumia 520 al detalle? Pues no os perdáis esta vídeo review grabada para el análisis al smartphone en nuestra página de Windows Phone: FAQsWindowsPhone. ¡Dadle al play!



Un comentario

  1. Estimados la aplicación cámara de fotos de Nokia 520 no arranca . He reiniciado el equipo y no pasa nada.
    Que se puede hacer??

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here