Soy geek pero estoy demasiado mayor para esto

4

Llevo usando móviles desde 1998, momento en el que me di cuenta de que mi apuesta por los beepers en vez de la telefonía no había sido todo lo acertada que creía.

Los smartphones llegaron cinco años después, en 2003 cuando compré el Nokia 3650, un móvil que era realmente innovador por su cámara incorporada pero sobre todo por la ranura de tarjetas MMC.

El salto a Android se produjo en 2008 con la HTC Magic pero en ese momento ya andaba probando y trasteando, o cacharreando, para hacer cosas que se suponía que mis móviles no harían.

Nexus 6 y iPhone 6

Recuerdo perfectamente la vez que intenté instalar el juego de Sonic en el Nokia 3650 para lo cual había que bloquear procesos del sistema y liberar RAM ya que el juego no era para ese modelo, sino para la N-Gage. Literalmente me llevé tres veces más tiempo intentando hacer que funcionara que jugando con el mismo cuando lo logré.

Eso es aplicable a las modificaciones del sistema en las pocas PDA con Windows Mobile que probé y más tarde con el acceso root y jailbreak. Y en medio Maemo, el paradigma de todo esto.

Y ese es el motivo de este artículo de opinión.

Maemo-extra1

A lo largo de mi vida, corta para alguno, larga para otros, me he dado cuenta de que los geeks, a medida que nos hacemos mayores, pasamos menos tiempo cacharreando, lo cual supongo que es normal y aplicable a otras facetas de la vida pero como esta es mi afición, hablo de ella.

Con veintipocos el tiempo parece eterno y dedicarle tardes enteras a probar ROMs o tweaks parece un buen plan. Con treintaitantos o cuarenta y algo el tiempo es algo muchísimo más escaso y quizás por eso los cacharreros de esta edad suelen trastear menos.

No es algo que me suceda sólo a mi y he visto, sobre todo en Twitter, que gente que solía probar muchísimas cosas como Serantes, Joagarcia o Doalvares ahora están mucho más calmados. Incluso Miopepensativo tiene un concepto que se adapta, en parte, a esto: #VidaSimple. Antonio Ortiz, de Error 500, también ha hecho referencia a esto alguna vez.

Podríamos pensar que se debe muchas veces a los niños, y seguro que en parte sí, pero seguro que en parte no porque yo no tengo y la sensación de “cansancio” (las comillas son muy importantes) es la misma creo que la de otros compañeros que sí tienen críos.

Obviamente por trabajo sigo haciendo acceso root a algunos móviles, probando cosas del jailbreak del iPhone y más pero me doy cuenta de que debido a la falta de tiempo y a que cada vez los sistemas operativos móviles están cada vez más pulidos muchas de las cosas que hacía antes no las hago ahora.

Esa última parte es clave porque muchísimas de las cosas que antes queríamos y que para tener debíamos implementar por nuestra cuenta ahora están integradas en los sistemas.

Eso no quiere decir que sea menos geek pero sí que creo que ahora disfruto más de lo que hago con los aparatos en vez de con los aparatos en sí mismos, motivo por el cual muchas veces he recomendado cambiar de móvil cada 18 ó 24 meses y no cada 3 ó 4, salvo por capricho, claro. Por capricho como si queremos cambiarlo todos los viernes.

Y sí, me siento un poco abuelo cebolleta cuando comento estas cosas o cuando veo a amigos y compañeros más jóvenes trasteando como yo lo hacía antes…

¿Viejo? No, aún no. ¿Mayor? Mmmm, eso quizá.

Si os dais por aludidos me gustaría que dejarais vuestras impresiones en los comentarios.



4 comentarios

  1. Pues si te sirve para la estadística:
    34 años.
    Casado.
    Sin hijos.
    Me gustan mucho los móviles y me los cambiaba cada 6 meses, vendiendolos para comprar el siguiente. Cacharreaba y mucho pero últimamente esa vida la tengo abandonada. Cada vez me da más pereza tener que volver a configurarlo todo y los saltos de tecnología ya no son lo que eran, almenos para mi. Después de un iPhone 5s me compré el Note 4 para después darselo a mi mujer y acabar con iPhone 5 que tengo ahora. ¡Y que!, teóricamente he perdido mucho en estos cambios pero estoy sorprendido de lo bien que van los móviles de hace dos años y puedo hacer exactamente lo mismo que con uno actual. En fin, estaba ilusionado por comprarme un iPhone 6s, un Note 5, Nexus 5 o un Moto X Style, pero estoy intentando pensarlo fríamente y quizás me espere un año más, a ver si vuelven a revolucionar el mercado y porqué no, volver a “sentirme” joven, tecnológicamente hablando.
    Un saludo!

  2. Esto ya lo hemos hablado muchas veces en privado 🙂

    La verdad es que cada vez se me hace más cuesta arriba el cacharrear de forma intensiva por la falta de tiempo, pero el gusanillo siempre está ahí y de vez en cuando suena la llamada y toca instalarse una beta de iOS, probar alguna ROM de Android o actualizar a Windows phone 10 algún lumia que hay por casa para saciar el mono.

    Al igual que tú cada vez más disfruto de los que se puede hacer con el móvil y con sus apps y sobre todo prima la estabilidad, saber que lo que usas habitualmente va a funcionar sin problemas.

    Algún día tendrías que hacer un FMTV Symbian Vs PPC Revival con todos los abuelos cebolleta de aquella época 🙂

    Gran post me ha hecho recordar muy buenos momentos.

    C.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here