Microsoft Lumia 640 y 640 XL: toma de contacto y opinión

2

Seguimos en el MWC’15, y esta vez le llega el turno a Microsoft y sus últimos 2 terminales presentados, el Microsoft Lumia 640 y el 640 XL  (cuya ficha técnica y características podéis ver en este enlace). La compañía, que meses después de la adquisición de Nokia empezó a lanzar terminales con la denominación Microsoft,  se muestra continuista en cuanto a la actualización de la gama 600, siendo el 640 la iteración del Lumia 635, pero al mismo tiempo apuesta por una ramificación de la misma presentando a la vez el que sería un hermano mayor, el Lumia 640 XL, entrando en terreno phablet por sus dimensiones y pantalla de 5,7″.

Los terminales, que saldrán a la venta durante este mes y en abril (según país), ejecutan la última versión Windows Phone 8 ya que Windows 10 no estará disponible hasta dentro de unos meses (posiblemente a partir de junio), y así los hemos podido probar. Os contamos nuestras primeras impresiones.

Lumia 640 y 640 XL

Tamaño, diseño y ergonomía

La curvatura semicircular del 625 queda aún más atrás con el diseño de los 640: de nuevo, como en el 635, Microsoft apuesta por las esquinas en esta gama intermedia estandarizando, por un lado, a las 5″ (que podría considerarse un tamaño medio) sin dejar de lado los usuarios que prefieren visualizar contenido en una superficie mayor, siendo mayor el abanico de demanda que abarcará este lanzamiento conjunto.

Si bien el tamaño de las pantallas es por esto una decisión bastante lógica, en cuanto a ergonomía hay una diferencia entre ambos terminales sin que el tamaño influya: el Lumia 640 tiene un perfil más redondeado en los bordes y un acabado en cristal que parecen bastante enfocados a su agarre con una sola mano, resultando muy cómodo, y no pasa lo mismo con el XL, cuyos bordes en ángulo recto dan una sensación que dista de la del anterior, recordando más al Lumia 830. Es posible que este diseño sea el resultado de romper definitivamente con los bordes curvos como el Lumia 735, y, a su vez, diferenciarse de los phablets anteriores (Lumia 1320), pero en esta ocasión no ha resultado un acierto.

Software y fluidez

Aunque se encuentran en la hornada de terminales de la era Windows 10, como explicábamos antes éstos aún no lo incorporarán de fábrica debido a que el sistema aún se encuentra en versión de prueba, por lo que lo hemos probado con Windows Phone 8.1. A priori los terminales mueven el software con fluidez y sin retrasos, dando una buena sensación en este sentido al tratarse de hardware básico, por lo que, como pretende la marca, si podrían ser una buena opción para el usuario con un perfil de uso no demasiado exigente, ya sea en el trabajo o en el resto de situaciones.

Como novedad, la cámara incorpora la posibilidad de realizar HDR, algo que hasta ahora no incluían los terminales de media gama. En este sentido, los smartphones vienen con las apps Lumia de edición fotográfica como Lumia Selfie, característica que también resaltan en estos 2 casos con la posibilidad de hacer fotografías de gran angular con la cámara frontal.

Los terminales mueven el software de manera aceptable si tenemos en cuenta dónde se enmarcan y el hardware que montan, si bien, al tratarse de la versión actual del sistema, sigue incorporando un número excesivo de apps presinstaladas (que no siempre pueden desinstalarse). Tendremos que esperar a su actualización a Windows 10 para ver si se mantiene esta fluidez mínima y si no se exceden en apps preinstaladas que pueden ser tan específicas como inservibles.

Conclusión

Justo en la época en la que los fabricantes parecen tomar la sana determinación de no fabricar tantos terminales por gama, Microsoft parece seguir anclándose a épocas anteriores y heredar la subdivisión de gamas de la fagocitada Nokia. Nos encontramos pues ante unos terminales que, junto con el Lumia 830 y su gama, se hayan en un limbo de clientes diana algo difícil de determinar; el perfil de usuario de estos teléfonos es un “usuario básico plus” o un “usuario medio poco exigente”, una minoría entre el usuario más básico que busca lo esencial, y el medio que quiere algo más competente sin invertir en un alta gama y prescindiendo de sus supuestas prestaciones premium. Quizás el acierto sea el tamaño XL, por representar la opción “no Android” a muy buen precio de tener un terminal aceptable de lo que podríamos definir como gran tamaño, siendo una muy buena opción ante el 1320, casi una iteración en la práctica, de hecho. Veremos si Windows 10 representa finalmente una baza para estos nuevos representantes de Microsoft en unos meses.

 

2 comentarios

  1. Hola, se me ha roto la pantalla al poco de compar el lumia 640 xl y no encuentro dónde comparla por amazon para cambiarla… alguien me puede ayudar? gracias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here