Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Analizamos a fondo el Microsoft Lumia 950, un smartphone de gama alta con Windows 10 para móviles que ofrece lo que cualquier usuario podría desear. Al menos si también desea Windows...

1

Hacía tiempo que no analizaba en profundidad un terminal móvil con Windows. Y lo cierto es que le tenía muchas ganas a la pareja tope de Windows 10: los Microsoft Lumia 950 y 950 XL. ¿Qué sentí cuando me brindaron la oportunidad de probarlos durante una temporada? Alegría y ganas de comprobar si Microsoft había conseguido la fórmula perfecta con la que hacerle frente al resto de modelos que pugnan por hacerse un hueco en el bolsillo de los usuarios. ¿Realmente lo ha conseguido? No voy a anticipar mis conclusiones, pero sí que os diré que el Microsoft Lumia 950, el smartphone que he utilizado durante las dos últimas semanas, es un móvil sólido, potente, capaz de hacerle frente a todas las situaciones y con una cámara que se mantiene, sin lugar a dudas, en el nivel más alto para un smartphone. Pero…

No voy a resolver tan rápido ese “pero”, primero vayamos con el análisis en vídeo al Microsoft Lumia 950. ¿Cómo se comporta delante de la cámara? Ya sabéis: para comprobarlo sólo tenéis que pulsar en el play. ¡Seguro que os enamoráis de él a primera vista!

Diseño exterior del Microsoft Lumia 950

Este smartphone no ofrece ningún alarde en la parte exterior de su cuerpo: diseño sencillo y sin artificios para unas líneas rectas que no destacan entre muchos otros smartphones (por ejemplo, lo confundía constantemente con un Xiaomi Mi4C). El acabado es en plástico de alta calidad, habiendo descendido varios escalones en comparación con el bello policarbonato de los Nokia Lumia e incluyendo un elemento que no le pega nada a un smartphone de su categoría: la tapa trasera que tendremos que retirar para acceder a las SIMS (el modelo que probamos fue el de doble SIM), a la micro SD y a la batería. Lo positivo es que podremos intercambiar fácilmente estos elementos. Y en lo negativo, diré que la impresión es la de tener en las manos un Lumia de media gama.

El diseño del exterior es agradable; pero la carcasa trasera no da la mejor sensación

Botones en la parte derecha del contorno con acabado en metal y la típica disposición de los Lumia (incluye botón de disparo para la cámara), Jack de 3,5 para los auriculares en la zona superior del contorno, zócalo USB de tipo C en la zona inferior y una parte trasera en la que destaca la impresionante cámara PureView, el triple flash multi tono y la salida de auriculares. Dicha salida no está en la mejor disposición (siempre hemos pensado que en la parte trasera se disipa demasiado el sonido, a pesar de que la lente de la cámara sobresalga creando hueco), quedando al lado de un aro de metal protegiendo la lente. El metal otorga presencia al teléfono, sufriendo, por desgracia, el ataque de los rayones.

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

El Microsoft Lumia 950 se siente muy bien en las manos, siendo grande y debiendo considerarse su tamaño si se tienen las manos pequeñas. El uso con una mano se hace muy difícil a pesar de que se integre la función de software para dicho uso (no es muy práctica, os lo adelantamos), teniendo otro inconveniente añadido: al disponer de los laterales casi completamente rectos (crean una cuña con un ancho superior en el borde trasero), el agarre no es todo lo ergonómico que debería. Penalizando, al sumarse las dimensiones, el uso durante mucho rato.

Potencia y prestaciones del Microsoft Lumia 950

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

No se le puede negar: el smartphone que nos acompaña en este post es potente como ninguno en términos de Windows. Procesador Snapdragon 808 de seis núcleos a 1,8 GHz (el mismo del LG G4, por poner un ejemplo), 3 Gb de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento interno con opción a expandir dicho almacenamiento con tarjetas micro SD de hasta 200 GB. Vamos, que no se puede decir que vaya cojo en especificaciones por más que las necesidades de Windows 10 sean muy diferentes a las de otros sistemas con los que resulta imposible no comparar (si, Android), dando como resultado una experiencia inmejorable en el SO de Microsoft. Nada que objetar en este punto: el Lumia 950 se muestra en todo momento ágil, fluido, veloz y sin que nada pueda ponerle la zancadilla. Más allá del propio sistema, como explicaré más adelante (resulta inevitable no criticar mínimamente a Windows 10).

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Tampoco se le escapa ninguna posibilidad dentro del apartado de las conexiones. Empezando con la doble SIM (en el modelo de pruebas) y compatibilidad con redes móviles LTE 4G, algo que no puede faltar en un smartphone de su categoría. NFC, Bluetooth 4.1, wifi a/b/g/n/ac, un sonido de alta calidad que se ve desmejorado ligeramente por la posición del altavoz (ya sabéis lo que opinamos de eso)… Y, como detalle muy importante a tener en cuenta, el Microsoft Lumia 950 se suma a los dispositivos que ya traen de serie el conector USB tipo C. ¿Qué significa esto? Además de las ventajas implícitas en el estándar de conexión (alta velocidad de transmisión USB 3.1, salida de vídeo integrada, carga rápida…), os encontraréis con el “inconveniente” de que pocos cargadores tendréis por casa que resulten compatibles. Esto no se le puede achacar al móvil, obviamente, pero hay que reseñarlo por propia experiencia: yo mismo me dejé el cargador y no pude cargarlo al no disponer de otro conector tipo C.

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Por último en este apartado, no puedo evitar el tirarle de las orejas a Microsoft. Junto con las ganas de probar el teléfono también ardía en deseos de echarle mano a Continuum, el modo adaptado que transforma el sistema operativo de móviles en uno de escritorio proyectado en la tele. Veamos: ¿por qué esa necesidad de adquirir nuevo hardware para disfrutar de esa función (el adaptador Display Dock o el adaptador inalámbrico de pantalla: 99 y 70,90 euros respectivamente; en teoría, valdría cualquier adaptador inalámbrico Miracast) si el USB tipo C ya dispone de salida de audio y de vídeo? ¿Por qué no, simplemente, integrar un cable USB/HDMI y brindar al usuario la experiencia de Continuum nada más sacar el Microsoft Lumia 950 de la caja? Un error inexplicable en un dispositivo que, por capacidades de software, sería capaz de ofrecer una experiencia mil veces superior a la que finalmente da.

Pantalla

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Nada que objetar en este punto: la pantalla del Microsoft Lumia 950 es soberbia. En cuestión de datos, nos encontramos con un panel AMOLED de 5,2 pulgadas con resolución Quad HD de 1440×2560 píxeles. Un nivel de brillo bastante aceptable también en exteriores, excelente equilibrio de los colores, gran nitidez a simple vista y, como ocurre demasiado a menudo en este smartphone, un sistema operativo que no sabe sacarle partido a esta resolución. En la práctica, hubiéramos preferido resolución Full HD a Quad HD: en la interfaz de sistema, juegos y resto de opciones de software (a excepción de la visualización de fotografías y vídeos quizá) no se le extrae el rendimiento que merece la pantalla. Por no hablar de…

Pocas pegas para la pantalla: excelente calidad y unas dimensiones “no exageradas”

Ha sido una de las decepciones más flagrantes del Microsoft Lumia 950: la imposibilidad de desbloquear el teléfono con un doble toque como sí que ocurre en la mayor parte de Lumia con Windows Phone 8.1. ¿Resultado? Tendremos la pantalla de bloqueo bajo la pantalla de vista rápida debiendo pulsar el botón de encendido para pasar de la segunda a la primera. Aunque eso sí: podremos pulsar dos veces en la barra de navegación para apagar la pantalla desde cualquier parte (fuera de los tres botones de acción). Y la respuesta táctil de la pantalla es inmejorable.

Batería del Microsoft Lumia 950

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Microsoft abandona el diseño unibody en este gama alta para ofrecer una batería desmontable e intercambiable, algo que resulta positivo por las posibilidades que ofrece al usuario a la hora de mantener la vida de su smartphone. 3000 mAh no se nos antojan excesivos, sobre todo teniendo la pantalla Quad HD de la que hace gala; pero no podemos decir que la autonomía sea mala: con un uso normal nos ha llegado a durar un día y medio, aproximadamente (encendido esporádico de la pantalla, wifi mayoritario, consulta de mensajes tras las notificaciones, fotos…). Exprimiendo el uso la batería se esfuma con rapidez, quedando en unas seis horas si se le da bastante “caña”. Se recarga con suficiente rapidez (incorpora carga rápida), aunque no tan rápido como otros smartphones con Android también compatibles con esta tecnología de Qualcomm.

Software: ay, Windows 10…

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Entro en un apartado en el que haré la mayor parte de las valoraciones a título personal: llevo utilizando Windows en móviles desde que apareció Windows Phone (incluso antes, ya tuve Windows Mobile). Y he de decirlo: la evolución del sistema operativo no es la que merece. Es obvio que Windows 10 para móviles ha mejorado muchísimo (sería absurdo que no fuese así), que se han corregido la gran mayoría de sus inconvenientes y que, le pese a sus detractores, está al nivel de iOS o de Android en términos de experiencia de usuario. Pero seguir manteniendo errores flagrantes después de años de evolución es para hacérselo mirar bien a fondo.

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

El menú de configuración. ¿En serio, Microsoft? ¿No has aprendido nada en todos estos años? Por más que Windows 10 ha mejorado agrupando bastante mejor los distintos ajustes, siguen siendo absurdas las localizaciones de muchos de ellos. Por ejemplo: para modificar la pantalla de vista rápida tienes que acudir a “Ajustes/Extras/Pantalla de vista rápida“, no estando ni en “Sistema/Pantalla” ni en “Personalización/Pantalla de bloqueo“. ¿Quieres ajustar el perfil de color? Lo mismo. ¿Y desde dónde diríais que se puede ajustar la vibración de los botones del dock? Buscadlo, veréis qué risa.

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

No seré yo quien reniegue del estilo Metro Windows Phone: las baldosas y el aire minimalista siempre me han gustado. Tenemos más opciones de personalización con Windows 10 (no muchas, no os emocionéis); además de una mejor integración con las aplicaciones de los dispositivos de escritorio (esto sí hay que agradecérselo a Microsoft). Las apps ofimáticas siguen siendo de lo mejor del sistema así como los pequeños detalles que se descubren buceando en las configuraciones (la posibilidad de añadir una baldosa con la información de la batería es una de ellas).

Cámara y captura multimedia

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

De 10, así es la cámara del Microsoft Lumia 950. O incluso superior, sin duda es de las mejores (estaría dentro del podio, eso seguro) que podemos encontrar en un smartphone hoy en día. Y es que los Lumia de gama alta nunca decepcionan en este punto, integrando aquí un sensor de 20 megapíxeles apoyado en la tecnología PureView, en el conjunto de lentes de Carl Zeiss, en el estabilizador de imágenes (con el que se graban vídeos y se hacen fotos de noche espectaculares), en la apertura f/1.9 con la que se logra una luminosidad que asombra, tres LEDS multitono para aumentar la luminosidad cuando falta y, para completar la excelente alineación, Microsoft integra un software de procesado de matrícula de honor. Si el software cojea, la cámara corrige el defecto elevando la media varios puntos.

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

Es una gozada jugar con la cámara del Microsoft Lumia 950. Tanto en modo automático como en modo manual, logrando fotografías espectaculares. Quizá el sistema abuse de las correcciones automáticas (notaréis que muchas imágenes tardan en guardarse porque el móvil las está procesando; calentándose en exceso debido al trabajo extra que tiene que realizar el procesador), pero, por norma general, las instantáneas mejoran en términos de naturalidad, exposición, equilibrio de color y luminosidad. Además, podremos ajustar la luz en tomas con baja iluminación, consiguiendo el mismo resultado que si hubiéramos fotografiado la escena bajo luz natural. Alucinante, en serio. Y con un añadido si lo activáis: tendréis imágenes con unos segundos de vídeo (fotoclips), a lo Live Photos de iPhone.

Muestra de cámara 1 muestra de cámara 2
muestra de cámara 3 muestra- de cámara 4

En el vídeo también sobresale, sobre todo por el hardware en sí de la cámara y por la capacidad de grabación hasta en 4K. También en 1080p y 60 fps, obteniéndose vídeos suaves y fluidos con una alta calidad.

La respuesta de la cámara apenas se demora un segundo manteniendo pulsado el botón dedicado, siendo éste otra de las enormes ventajas del Microsoft Lumia 950. Doble posición para el enfoque y disparo, lográndose un auto enfoque bastante veloz (también pulsando sobre la pantalla) que se vuelve torpe conforme baja la luz.

Conclusiones y valoraciones finales

Análisis del Microsoft Lumia 950, un Windows 10 para móviles excelente

El Microsoft Lumia 950 es uno de esos smartphones que no devolvería tras el análisis: podría convertirse automáticamente en mi móvil personal. Quizá en diseño peque de simplista y aún adolezca las incomprensibles faltas de Windows 10 para móviles, pero podéis creerme: se trata de un smartphone capaz de sorprender hasta a quienes no han utilizado nunca un dispositivo móvil Windows. Y si no es vuestro caso y andáis buscando renovar por un smartphone que salga directamente con Windows 10, ésta es vuestra elección. O quizá el Lumia 950 XL; aunque ésa será otra historia.

Una autonomía decente, muy buena pantalla, hardware al más alto nivel y capaz de cumplir con creces con las necesidades del sistema… Y una cámara tan deliciosa que no evitaréis la tentación de salir con el móvil sólo para hacer fotos. Incluso de noche: la iluminación que se consigue en las capturas os hará dudar de que fotografiáis con un teléfono móvil.

Completo, potente, capaz y no demasiado caro a tenor de las especificaciones. Después de las semanas de pruebas, os podemos recomendar el Microsoft Lumia 950 con los ojos cerrados. Os encantará.



Un comentario

Dejar respuesta