Oppo N1, el primer smartphone Android con ROM CyanogenMod de serie

0

El fabricante chino Oppo continúa en pleno proceso de expansión internacional. Tras anunciar que su Oppo Find 5 se comercializaría en todo el mundo, el primer terminal de su catálogo que no era necesario importar por cuenta y riesgo del usuario, ahora se ha lanzado de nuevo con un nuevo modelo que cuenta además con la bendición de Cyanogen, todo un nombre dentro de la comunidad de cocineros de ROMs alternativas en Android. El Oppo N1 es ya una realidad y deja muestras de nuevo de que en Oppo saben cómo construir terminales y pueden ser pronto una seria alternativa a las grandes marcas, aunque demasiado poderosas.

El phablet, ya que sus 5,9 pulgadas de pantalla lo convierten automáticamente en esa suerte de híbrido entre smartphone y tablet, tiene resolución FullHD y cuenta con una muy interesante, al menos por lo innovador, cámara rotatoria en la parte superior. La cámara nos permite girarla sobre su eje horizontal y así funcionar tanto como cámara delantera como cámara trasera sin perder ni una pizca de sus 13 megapíxeles, algo que sin duda resultará más que atractivo para un sector del público al no sacrificar calidad en función de la cámara del smartphone utilizada en cada momento. Así pues, engaños del hardware aparte, podemos afirmar que el Oppo N1 se ha convertido en el primer phablet del mundo en llegar hasta los 13 megapíxeles frontales, una cifra nada despreciable.

Oppo N1 frontal

La otra particularidad es que el terminal es el producto de la colaboración de Oppo y de CyanogenMod, recientemente Cyanogen Inc., en cuanto a software por lo que su hardware está certificado para ser compatible al 100% con las ROMs del equipo de desarrollo, siendo su sistema operativo una ROM del propio equipo de Cyanogen basada en Android 4.2.2 bajo la capa propietaria Color de Oppo. Sin duda, y habiendo ya evaluado el Oppo Find 5, podemos afirmar que el fabricante va por el buen camino y, al menos en lo que a la cámara respecta, trata de innovar donde los demás sólo tienen interés por aumentar potencia.

Hablemos del hardware del Oppo N1 en profundidad

Un phablet este Oppo N1, como hemos comentado antes, y de gama alta aunque con un procesador algo retrasado con respecto a la competencia, como ahora veremos. Con una pantalla de 5,9 pulgadas con resolución FullHD, el Oppo N1 llega con un procesador de cuatro núcleos a 1,7 GHz, un Qualcomm Snapdragon 600 con GPU Adreno 320 que está viéndose superado por la nueva creación de Qualcomm, el 800, algo que hubiese colocado al N1 en la primera línea de los dispositivos en la actualidad. La memoria RAM es de 2 Gb y cuenta con dos versiones en cuanto a almacenamiento interno, 16 Gb y 32 Gb.

Oppo N1 cámara rotativa

La cámara no sólo es potente, 13 megapíxeles, sino también rotatoria. Con hasta 6 posiciones diferentes, la cámara del Oppo N1 nos servirá tanto de cámara trasera como de cámara delantera, además de las posiciones intermedias que nos permitirán tomar fotografías con el dispositivo mientras está completamente apoyado sobre cualquier superficie, algo que puede resultar muy útil en muchas ocasiones.

Otra características del Oppo N1 es que ha montado un panel táctil trasero al estilo del que ya conocemos en la consola portátil de videojuegos de Sony, la PlayStation Vita. Con este panel podremos realizar gestos con una sola mano complementando así la interacción con la pantalla frontal. No sabemos aún, al no haberlo probado, si este sistema será más o menos intuitivo pero desde luego supone algo distinto en relación a lo que vemos salir al mercado prácticamente cada semana, siendo una de las mejoras de hardware más interesantes junto al botón trasero del LG G2, ambas empresas buscando aprovechar la enorme superficie trasera de que dispone un smartphone, cada una a su manera.

La conectividad es bastante estándar al no contar, uno de sus principales fallos, con 4G/LTE. Encontramos únicamente HSDPA, HSUPA, WiFi 802.11 a/b/g/n/ac, Bluetooth 4.0, microUSB 2.0 OTG, GPS y jack de 3,5 mm para auriculares. La batería de este Oppo N1 es bastante impresionante con 3610 mAh y porta, como comentamos antes, una ROM CyanogenMod sobre Android 4.2.2 creada específicamente para el dispositivo, algo que resulta una completa novedad en la actual industria.

CyanogenMod de serie en el Oppo N1, el primero de su clase

El resultado de todo este amasijo de especificaciones y características de software es el Oppo N1, el primer smartphone Android con una ROM CyanogenMod desde su salida, diseñada específicamente para el teléfono y asegurando el soporte futuro para las próximas versiones de dicha compilación. Esto tiene un punto muy a favor del terminal de los chinos y es que los fabricantes suelen abandonar sus dispositivos mucho antes que los cocineros. Bien por requerimientos excesivos de hardware que los terminales no cumplen o por elecciones puramente basadas en las ventas, un fabricante deja de actualizar un terminal mucho antes de que la comunidad de desarrolladores se rinda. El hecho de que la ROM instalada en el Oppo N1 sea de Cyanogen garantiza, al menos sobre el papel, que dicho periodo de actualizaciones irá más allá de lo habitual, pudiendo ver cómo el terminal se mantiene completamente actualizado durante al menos 3 años, siendo de dos años el plazo de mantenimiento de un smartphone de cualquier fabricante, al menos como media.

Oppo N1 tumbado

Este sistema de software, que no olvidemos que no deja de ser Android, aunque queda por ver si Oppo y Cyanogen pagarán la correspondiente licencia para que Google Play y el resto de aplicaciones de Google estén disponibles para el terminal, es incluso más ingenioso que su sistema de cámara rotatoria. Una cámara que, por si no lo habíamos pensado así, nos permite tomar fotografías con el terminal completamente apoyado sobre cualquier superficie. Se acabó el buscar apoyos para determinadas fotografías.

Oppo N1, ¿locura o genialidad?

Como vemos, Oppo ha apostado por la innovación en software y hardware en su nuevo terminal que, de llegar a ser comercializado internacionalmente, puede abrir una nueva línea de desarrollo en otros fabricantes deseosos de hacerse un hueco en la industria móvil actual. Tal vez este acuerdo sea lo más ingenioso del movimiento de Cyanogen convirtiéndose en empresa ya que abre una posibilidad para el equipo de desarrollo que, recordemos, ha sido durante años el líder dentro de la comunidad de cocineros de ROMs de Android.

¿Cyanogen Inc. convertido en proveedor oficial de ROMs actualizadas para terminales? Tiene visos de triunfar sobre los sistemas de actualización de muchos fabricantes actuales, ahora queda por ver qué acuerdos consiguen y con qué empresas. Pero será interesante observar la evolución de este Oppo N1 de aquí en adelante y, sobre todo, el soporte que Google decide brindarles ya que la idea de crear un “fork” sigue sobre la mesa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here