Estamos ya inmersos en 2014 y las tecnologías de conexión inalámbrica forman parte de nuestra sociedad hasta tal punto que ni nos planteamos que dejen de estar entre nosotros. Las conexiones 3G, conexiones WiFi, el Bluetooth, el olvidado (quizá no tanto gracias al HTC One) puerto de infrarrojos, estamos tan acostumbrados a ellas que ya casi ni nos damos cuenta de que nos rodean y sin embargo hay otras, como la DLNA que ahora nos ocupa, que son en gran medida desconocidas para nosotros y no sabemos ni si las tenemos a nuestra disposición ni cómo sacarles partido dentro de nuestro día a día.

Así pues, vamos a empezar un post a modo de guía o tutorial para comentaros qué es el DLNA, en qué dispositivos podemos encontrarlos, cómo utilizarlo y, sobre todo, para qué sirve. Como siempre, tenéis a vuestra disposición los comentarios del post para agregar lo que creáis que hemos dejado atrás o sencillamente para debatir.

¿Qué es el DLNA?

DLNA: Qué es, cómo se usa, para qué sirve...

¿Qué es el DLNA y para qué sirve?

DLNA son las siglas de Digital Living Network Aliance, y consiste en un protocolo de conectividad y transferencia de datos que utiliza gran parte de la especificación de UPnP (Universal Plug and Play) para comunicar dispositivos entre sí, siempre que dispongan de este método de conectividad, y así gestionar el envío de contenido multimedia. Podemos enviar, a través de DLNA, una imagen desde cualquiera de estos dispositivos a nuestro televisor, por ejemplo, por métodos inalámbricos.

Contra lo que se pueda pensar, DLNA no es un dispositivo en sí mismo sino una forma de comunicación que, para conectar los dispositivos entre sí, puede utilizar nuestra conexión WiFi, una conexión de datos ethernet o incluso una antigua conexión analógica mediante cable de antena.

Dentro de la conectividad DLNA entre varios dispositivos, porque puede ser entre más de uno, hemos de distinguir distintos comportamientos que reciben distintos roles dentro de la propia conexión. Éstos son:

  • Servidores: También conocidos como DMS o Digital Media Renderers. Los servidores son, como suponemos si tenemos algunas nociones de conectividad, los dispositivos que son capaces de servir o enviar la información a otros dispositivos para que los otros los manipulen, reproduzcan, etc. Como servidores más habituales encontramos los NAS, dispositivos de almacenamiento en red, que se pueden utilizar, a través de este protocolo, como almacenamiento de películas o música que reproduciremos desde otro dispositivo conectado a él mediante DLNA.
  • Reproductores: Reciben también el nombre de DMP o Digital Media Players. Reciben la información de los servidores y la reproducen. Estos dispositivos pueden ser consolas, PCs, smartphones e incluso televisores. Como decimos, se conectan a los servidores y reproducen la información almacenada en éstos.
  • Representadores o renderizadores: DMR o Digital Media Renderers. Realizan prácticamente la misma función que los reproductores con la salvedad de que no pueden acceder a los archivos de los servidores para hacer búsquedas sino que sólo reproducen lo que se les envía.
  • Controladores e impresores. Digital Media Controllers y Digital Media Printers. Son los menos habituales de todos, los primeros listan los contenidos de un servidor pero no los reproducen, por lo que comprenderéis que hayan sido relegados a un segundo plano casi en su totalidad por los reproductores. Los segundos son impresoras, en lenguaje llano, que se conectan mediante DLNA.
Dispositivos

¿En qué dispositivos podemos encontrar la conectividad DLNA?

¿En qué dispositivos podemos encontrar la conectividad DLNA?

Aunque pueda parecernos un dispositivo extraño, la realidad demuestra que el DLNA es un protocolo bastante común y que puede permitirnos realizar streaming de vídeo y audio dentro de nuestra propia WiFi con muy pocas complicaciones. Uno de los fabricantes que más implementan este protocolo es Sony por lo que podemos encontrarnos en muchos de sus modelos de televisión, las Sony Bravia, en sus portátiles Sony VAIO y en muchos de sus modelos de Sony Xperia, además de los antiguos Sony Ericsson.

Si queremos un producto realmente extendido con esta tecnología sólo tenemos que fijarnos en la PlayStation 3, la consola más famosa y más vendida de Sony, y que porta este protocolo de conexión con el que podremos transmitirle contenido multimedia para ejerza de reproductor y lo proyecte sobre nuestra televisión de alta definición.

Nokia también utilizó DLNA durante bastante tiempo y sus terminales N95 y N900 fueron los máximos exponentes en disponer de esta conectividad. En la actualidad comienza a estar aún más extendida gracias a los smartphones y tablets, terminales que disponen de varias opciones de conectividad y que pueden contener DLNA entre sus especificaciones.

Entre los últimos modelos del mercado con conectividad DLNA podemos ver el HTC One, reciente smartphone de 4,7 pulgadas del fabricante taiwanés, e incluso el Sony Xperia Z, sucesor del Sony Xperia T, de los chicos de Sony que, como ya hemos comentado, utilizan mucho este protocolo en sus dispositivos.

¿Cómo se usa?

¿Cómo se usa el DLNA?

¿Cómo se usa el DLNA?

El uso del DLNA es bastante sencillo. Desde nuestro servidor, que en el caso de este ejemplo puede ser un móvil o un tablet Sony, sólo hemos de establecer las opciones de servidor multimedia, que se recogen en los ajustes de conectividad del equipo, y habilitar el compartir contenido multimedia a través de WiFi. La conexión, en este punto, se realizará mediante DLNA y se lanzará una búsqueda de terminales receptores cercanos dentro de la la propia red WiFi a la que estemos conectados. Estos dispositivos reproductores, DMP, pueden ser nuestra consola PlayStation 3, nuestra televisión Sony Bravia o cualquiera que disponga de conectividad DLNA e incluso otro tablet o smartphone ya que, en este caso, los smartphones y tablets cumplen ambas funciones, la de reproductor y la de servidor.

No tendremos que configurar ya que gracias al uso del UPnP (Universal Plug and Play) los dos terminales se conectarán automáticamente, enviándose todos los datos de conexión sin que tengamos que realizar ningún otro ajuste.

DLNA: Qué es, cómo se usa, para qué sirve...

Una vez estén conectados ambos dispositivos, sean cuales sean, sólo deberemos lanzar una búsqueda desde el reproductor para elegir qué archivos queremos transferir en calidad de streaming (recordemos que se reproducen desde el orígen y no se copian en el terminal de destino) o bien lanzar una reproducción desde el propio servidor hacia el reproductor, al más puro estilo del menú “Compartir” de Android y similares.

¿Sólo puedo reproducir audio y vídeo? No, mediante DLNA podremos transferir también:

  • Archivos JPG, PNG, TIFF y GIF.
  • Entre los formatos de audio soportados encontramos AC3, WMA9, MP3, AAC y ATRAC3PLUS.
  • En vídeo tenemos MPEG1, MPEG4, MPV, VC1 y MKV, aunque éste último, al ser de alta definición, no está soportado por todos los dispositivos.

Como véis, el DLNA está bastante extendido y su uso, siempre que se disponga de él, es altamente recomendable dada la sencillez de su configuración y el amplio espectro de archivos que podremos transferir a través de él.

Sin comentarios

Deja una respuesta