Pequeña guía de inicio para Windows Phone

¿Nuevo usuario de un Windows Phone? Te traemos una pequeña guía de inicio para ayudarte en tus primeros pasos por la plataforma.

0

El cambio de móvil, esa situación tan feliz como temida, según de qué usuario estemos hablando, de cuánto nos guste o nos manejemos con los smartphones, y que ahora, en Navidad, es bastante frecuente. Para el usuario básico esto puede ser en parte un reto porque significa empezar de cero ante una interfaz diferente, cuando pasamos a un nuevo sistema operativo o dentro del mismo incluso, cuando se trata de las capas de personalización de cada fabricante (a colación de esto, disponéis de esta guía con los primeros pasos con un móvil o tablet Android de nuestro compañero @Ivsu en FAQsAndroid).

Y está el usuario básico que no ha salido de su Android inicial y ahora, desechado éste por el motivo que sea, llega un Windows Phone a sus manos: el neo-switcher atrevido.

Pequeña guia de inicio para Windows Phone

Ante una interfaz distinta y una tienda completamente diferente, ¿por dónde empezar? Te sugerimos una pequeña guía de inicio para Windows Phone si es tu caso o el de algún conocido con el fin de agilizaros esta iniciación en la plataforma de las baldosas.

Configuración: en tus manos, el PC de casa

Pequeña guia de inicio para Windows Phone

Una vez configuramos la red inalámbrica, puede que los ajustes nos recuerden más a la configuración inicial del PC, ésa en la que por costumbre solemos dar a aceptar compulsivamente sin leer nada. En este caso pondremos mayor o menos atención en según qué información queramos compartir con Microsoft: si en este sentido no tienes ningún inconveniente puedes aceptar la configuración recomendada en cuanto a datos móviles, descargas automáticas, información que se envía sobre el uso del teléfono, etc. (seleccionando “Recomendada”), o bien seleccionar “Personalizada” y desmarcar o no las casillas que te ofrece con cada aspecto (al igual que más adelante te preguntará acerca de si quieres participar o no en el Programa de mejoras de Nokia).

También, si elegimos personalizar la configuración ya desde esta opción, podremos indicar si deseamos actualizaciones automáticas tanto de sistema como de las apps adquiridas (son las 2 últimas casillas de verificación de este menú).

2. Antes de ir de compras, ordenemos el trastero

Pequeña guia de inicio para Windows Phone

Como es habitual, los sistemas operativos traen apps preinstaladas (una variedad a veces demasiado amplia en función de las necesidades básicas y de los intereses del propio fabricante), por ello es muy posible que parte de nuestros usos frecuentes queden cubiertos por alguna de estas aplicaciones (sobre todo con un uso poco exigente) y que nos sobren otras muchas.

En el caso de Windows Phone, deberemos ir al cajón de apps (deslizando a la izquierda) donde se encuentran ordenadas alfabéticamente todas: esto ya es personal, y a cada usuario le interesarán unas u otras, pero con el “reciente” aumento de apps preinstaladas que ha experimentado Windows Phone, esta criba suele resultar bastante útil (como en las Surface o el sistema para desktop, incluye apps específicas como “Dinero”, etc. que puede que no abramos ni para probar). Suelen salvarse redes sociales (Facebook y Twitter), Calendario (es compatible con el de Gmail), Office (se sincroniza con el resto de plataformas, para las cuales disponemos de una versión gratuita), Mapas y alguna de las apps de fotos y música. Algunas no podrán desinstalarse.

Tras esta limpieza podemos ir personalizando la situación y tamaño de los tiles de la pantalla principal, en función de la importancia, o esperar a tener todas nuestras apps.

3. La tienda: preparemos el filtro

Conviene ser particularmente práctico y entrar sólo por necesidad, porque el abanico de apps, al contrario de lo que se pueda pensar, no es tan reducido, sólo que la calidad de las apps no es una constante. La interfaz de la Tienda invita a todo lo contrario mostrando las ofertas y los “Top”, pero podemos hacernos los distraídos e ir directos a la lupa para encontrar lo que buscamos. En este sentido, y especialmente si venís de un Android, os anticipamos que los servicios de Google brillan por su ausencia en esta plataforma, por ello tendremos que recurrir a apps de terceros directamente.

Así, os sugerimos algunas apps de terceros no oficiales para los usos más comunes:

MyBox: es un cliente de DropBox que funciona muy bien y permite trabajar con todo tipo de archivos (para algunos, como los *.pdf, tendremos que instalar la app necesaria, cosa que nos sugiere si no la tenemos aún).

6tag: el cliente de Instagram por excelencia en Windows Phone, permite de hecho algunas cosas más que los oficiales, como el regram (viene a ser como un retweet pero en Instagram).

Tube Pro: cliente para visualizar contenido de YouTube.

Tweet it!: cliente de Twitter alternativo al oficial que permite algunas acciones más. Es de pago (2,99€) pero disponemos de un tiempo de prueba gratuito.

Endomondo Sports Tracker: app de tracking para registrar nuestra actividad deportiva. Aunque el sistema ya incorpora de forma nativa la aplicación Salud y Bienestar, ésta nos ofrece algo más de información y la posibilidad de registrar distintos tipos de actividad. Tiene la particularidad de que podemos encontrarla en cada plataforma, por lo que no perderemos ningún registro de nuestra actividad aunque cambiemos de terminal.

4. Ni Melodía Nokia ni color preestablecido: a personalizar tu móvil

Pequeña guia de inicio para Windows Phone

Obviamente, si tu perfil de usuario es el opuesto, es decir, al que este aspecto no le preocupa, puedes saltar tranquilamente al siguiente apartado.

Si sigues leyendo es que, al menos, quieres darle tu toque a los tiles. Para ello nos iremos a Configuración y al primer apartado (“Inicio y tema”), donde podremos asignarles bien un color o bien una foto, teniendo en cuenta que habrá apps cuyo tile tendrá un color fijo y no adoptará la opción que elijamos (el tamaño y la disposición sí son libres). El color predeterminado, a su vez, será el que muestren las opciones del centro de notificaciones.

Algo que apreciamos en particular los nostálgicos de Symbian es la configuración de los tonos, su timbre y su volumen, en función de la alerta que sea. Lo tienes todo en la sección “Tonos y sonidos” de Configuración, así como la posibilidad de subir/bajar volumen general (hasta llegar a sólo vibración) desde los botones físicos.

Otra cosa a la que solemos dar nuestro toque personal es a la pantalla de bloqueo. En este caso, además de la foto, podemos establecer una app para que se muestre su información en pantalla (por ejemplo, Calendario), así como los badges de notificación de algunas apps (hasta 5). Esto, de hecho, será lo más parecido que tengas en tu nueva plataforma si eres un usuario habitual de widgets.

5. Un par de cambios en tareas habituales

Dos situaciones que de imprevisto nos pueden plantear una duda son cómo utilizar la multitarea y cómo capturar pantalla, así es como se hacen en un terminal Windows Phone:

Multitarea: accedes a ella pulsando de manera prolongada el botón Atrás. En este sentido, comentar que es algo más limitada que en los sistemas operativos rivales, en cuanto a número de tareas y al propio hecho de mantener la tarea, por lo que probablemente tengamos que ser algo más cautos y no depender tanto de ella.

Capturar pantalla: con el botón de bloqueo y el de bajar volumen simultáneamente. Las imágenes quedan en la carpeta Imágenes dentro de Fotos.

Pequeña guia de inicio para Windows Phone

Hasta aquí esta pequeña guía de inicio. Esperamos que de esta manera vuestro paso a Windows Phone sea algo más sencillo, aspecto que de hecho es parte de la esencia del propio sistema operativo y su característica interfaz Metro. Para cualquier duda o sugerencia, enviadnos vuestro comentario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here