Mi primer smartphone: especial móviles para niños

Hay que valorar la edad, si es o no responsable, si se lo merece... Pero, si ya te has decidido, hemos recopilado los mejores móviles para niños.

0

Tema peliagudo el que vamos a tratar ahora y al que tarde o temprano tendrán que enfrentarse todos los padres: cuando los niños nos pidan un móvil, ¿se lo compramos o no? Al ritmo con el que se introduce la tecnología en nuestras vidas, y teniendo en cuenta que las relaciones sociales pasan inevitablemente por el WhatsApp y similares, tarde o temprano van a necesitar un teléfono para así no quedarse descolgados del resto de sus amigos. ¿Es esto realmente imprescindible? Seguramente no, pero ya sabemos lo que se necesita la integración a según qué edades; de ahí que el primer factor que nos ayude a decidirnos sea justo ése: la edad.

Mi primer smartphone: especial móviles para niños

Los móviles para niños no se venden como tales, por más que sí existan modelos concebidos únicamente para que llamen a sus padres y éstos les tengan controlados ante cualquier imprevisto. Por eso nosotros nos centraremos en los smartphones dado que, con la adolescencia, nos pedirán un dispositivo que disponga, obligatoriamente, de WhatsApp. Y nosotros dividiremos el recopilatorio dependiendo de las necesidades que tengan los peques y no tan peques.

Haciendo un poco de crítica al tema, y siempre desde mi perspectiva de padre en el que ya se ha visto en esta situación (no para utilizar el teléfono como medio de comunicación), diré que lo mejor es retrasar cuanto antes la entrega de un smartphone a nuestros hijos. Por experiencia propia, sé lo mucho que puede enganchar un teléfono, de ahí que se deban priorizar los medios de comunicación más tradicionales para que así queden lo menos aislados posibles. Por más que haya un momento en el que deberemos claudicar. Entonces, ¿cuál elegir?

Móviles para niños que no necesitan una tarifa

Mi primer smartphone: especial móviles para niños

Empezaré haciendo una distinción en el recopilatorio tratando aquellos casos en los que el niño no necesita llamar ni que le llamen, pudiendo usar el teléfono para jugar o ver “dibujos animados”. Todos los padres tenemos un doble uso para nuestro móvil: el nuestro propio y el que hacen los niños; de ahí que darle uno exclusivamente para entretenerse puede que no sea mala idea. Aunque os reitero mi opinión del principio: cuanto antes retraséis la entrega del teléfono mejor.

Aunque lo mejor es darles un teléfono que ya no usemos o que busquemos uno de segunda mano que sólo sirva para jugar, me he decantado por estos dos modelos nuevos:

  • Kazam Trooper 4,5. No es lo más potente para juegos en 3D y, desde luego, no ofrece las prestaciones que necesita un usuario medio, pero vale perfectamente para que nuestro hijo arranque sus propios juegos o vea películas desde la SD. No vale mucho para el partido que se le puede sacar: unos 90 euros.
  • Hisense U966. En la línea de poder aspirar a móvil decente, con este Hisense es posible jugar en cualquier parte y ver a Pocoyó sin necesidad de tener que pedir el móvil de los padres. Es accesible (menos de 90 euros) y bastante agradecido en cuestión de apariencia y robustez.

No es que sea demasiado lógico comprar un móvil sólo para jugar, sobre todo teniendo en cuenta que estos dos modelos bien podrían servir para un uso más extenso. Pero, en ocasiones, vale más la pena que los niños tengan su propio dispositivo a que nos pidan constantemente el nuestro.

Móviles para niños que necesitan estar conectados

Mi primer smartphone: especial móviles para niños

Aquí se me ocurren varios supuestos: una excursión en la que queremos mantener a nuestros hijos controlados (tampoco os obsesionéis), su primera salida solo con los amigos… Ser padre implica estar permanentemente preocupado, por lo que saber que podremos llamarles tranquiliza bastante. Y como lo único imprescindible es comunicarnos con ellos, me he decantado por estos smartphones:

  • Nokia Lumia 520. Me parece una buena elección para este caso y, también, para el tipo de usuario que trataré a continuación (adolescentes que necesitan WhatsApp). Suficientemente económico (en torno a 120 euros), con opción a mejorar el precio si se compra de segunda mano, con la fiabilidad de Windows Phone y con un uso de la batería bastante aceptable si sólo se utiliza para esperar llamadas. Además, es pequeño, compacto y puede resistir alguna caída. ¿Qué más se necesita? No mucho.
  • Energy Sistem Phone Colors. Por unos 60 euros tenéis un Android más que decente para el uso que buscamos, permitiendo una autonomía suficiente en el caso de mantenerse en espera; y con todo lo necesario para un uso básico. Incluso sin restringirse a este uso: también es apto para un adolescente. Y con carcasas de colores incluidas con las que darle un toque diferente cada día, algo que los niños seguro que aprecian.

Móviles para adolescentes

Mi primer smartphone: especial móviles para niños

Ay, qué edad más dura es la adolescente… Y la pre adolescente, que a partir de los 10 y 11 años la actitud de los niños pega un buen cambio. Necesidad de relacionarse en todo momento, de mantenerse constantemente conectados con sus amigos, deseo de probar toda la tecnología y aplicaciones habidas y por haber… Son usuarios más exigentes que no necesitan móviles para niños tal cuales, sino que les hace falta algo más capaz que resuelva todas sus posibles necesidades. Sin que esto sangre los bolsillos de los padres, obviamente.

  • Motorola Moto G. Tarde o temprano tenía que aparecer en nuestra lista: se trata de una de las mejores elecciones en cualquier tipo de terreno. Y nuestros hijos adolescentes tendrán en el Moto G todo lo que necesitan, ofreciendo potencia, buen sonido, conectividad, gran pantalla, actualizaciones de Android más modernas… Y a nosotros no nos preocupará el precio: la versión más reciente está en torno a unos 180 euros (algo más si apuntáis a por el Motorola Moto G 4G 2015).
  • Sony Xperia M2. En línea con el Moto G (especificaciones y precio), este Sony Xperia aporta el diseño de los japoneses además de su software, teniendo en un móvil compacto lo mejor de Android. Capaz, eficiente, bonito… Es el móvil que no temerán enseñar.
  • Xiaomi RedMi. No es de los más fáciles de conseguir, pero se puede adquirir sin demasiados problemas con garantía europea. Es un verdadero telefonazo a un precio contenido, manteniendo la máxima calidad de Xiaomi dentro de uno de sus móviles más vendidos. Pantalla inmensa, muy buena cámara, potente, perfecto para juegos… No necesitarán más. Y por unos 190 euros…

Espero haberos ayudado en la decisión de escoger ese móvil para vuestros hijos que estabais buscando. Como siempre, estas elecciones no tienen que ajustarse al 100 % de las necesidades de los padres, pero seguro que orientarán en el camino de elegir el dispositivo perfecto. Y si necesitáis consultar vuestras dudas ya sabéis: en los comentarios podéis dejarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here