Lo mejor y lo peor de los nuevos iPhone 6s y iPhone 6s Plus

Apple ha vuelto a revolucionar el mercado con sus nuevos iPhone 6s y 6s Plus que, si bien no han presentado nada que nos quite el aliento sí vuelven a fijar las reglas a seguir por la competencia. Muy interesante el 3D Touch, puede cambiarlo todo dentro de poco tiempo.

1

Esta semana ha sido la presentación del año en el mundo de la tecnología. Con permiso de Samsung, Sony, LG y compañía, nadie es capaz de hacer sombra al gigante Apple y su capacidad de atracción de público y medios. Vamos a llamar a cada cosa por su nombre. Así que atendiendo a su clásica cita del mes de septiembre, los nuevos iPhone han visto la luz y todo, o prácticamente todo, estaba ya filtrado de antemano. Maldito Gurman.

Ahora, ya con el almuerzo de la presentación engullido y la digestión hecha toda reflexionar un poco sobre lo que ha acontecido a los nuevos smartphones de los de Cupertino. Vamos a dedicar un rato, prometo que no será demasiado, a comentar lo que me ha parecido lo mejor y lo peor de ambos. Aunque son tan parecidos entre sí que lo haré de forma más general. Tomad asiento.

3D Touch en el iPhone 6s

Lo mejor: 3D Touch

Se llamó Force Touch en el Macbook y luego Huawei usó el mismo término para su Mate S de máximo nivel. Cómo no, en Apple le cambian el nombre y lo llevan más allá. Mientras que en la presentación de los chinos vimos algunas de sus posibilidades, en los iPhone 6s y iPhone 6s Plus estarán presentes en la propia interfaz, controlando ambos móviles como si tuvieran un botón derecho del ratón en pantalla. Muy interesante y algo que puede haber dado con el siguiente paso en cuanto a interfaces táctiles. Mi previsión es que en poco tiempo veremos 3D Touch (o como cada fabricante quiera llamarlo) en casi todos los flagships y de ahí irá corriendo al resto de gamas. Por no hablar de que esos usos iniciales irán creciendo con el acceso de los desarrolladores y con las siguientes evoluciones iOS, ahora en la versión 9.

Lo mejor: la cámara trasera de 12 megapíxeles

Apple lleva tiempo siendo el líder en calidad y sencillez de captura de fotografías con sus iPhone, siempre con permiso de unos Galaxy S6 y S6 Edge que consiguieron igualarles. El sensor trasero de los iPhone 6s y 6s Plus no sólo ha vuelto a recuperar la cabeza sino que ha hecho algo que ya llevábamos tiempo demandando: el aumento de tamaño. No se les ha ido la cabeza y han crecido a 20 megapíxeles o más sino que con un incremento del 50%, llegando a 12 megapíxeles, consiguen evolucionar y satisfacer la demanda, ni más ni menos. Tengo serias dudas sobre la utilidad de Live Photos como ya se ha demostrado en los HTC Zoe que nadie utiliza ni demanda, pero la evolución de la cámara es sensible. La llegada del vídeo en 4K (o UHD) también es interesante, todo en la cámara pinta de maravilla.

iPhone 6s y iPhone 6s Plus

Lo mejor, pero menos: el modelo rosa

Después de una época “gris” en la telefonía móvil de alta gama en la que todos los modelos eran negros, blancos o dorados, esto último también culpa de Apple, volvemos otra vez al colorido. Otros fabricantes lo hacen, como las carcasas de cuero de los LG G4, los modelos vivos de los Xperia o las variantes del S6 Edge, y ahora Apple se apunta, y me encanta. Que aparezca un modelo rosa en el repertorio de terminales de Apple puede ser más importante de lo que parece. Un poco de alegría en la gama alta de los iPhone es muy de agradecer. Sobre todo porque ahora todos querrán copiarlo y tendremos teléfonos rosa hasta que nos aburramos. Veremos quién es el primero.

Lo peor: los 16GB de modelo de partida

Podéis decirme lo que queráis y justificar la decisión de Apple de mil formas distintas: por el salto psicológico de 16 a 64, por la suficiente memoria para quienes hacen un uso mucho más light de su teléfono o por la existencia de iCloud para transferir constantemente los archivos internos del iPhone 6s y así aliviar su carga. No me vale ninguna de vuestras excusas. En septiembre de 2015, pedir 750 euros por un iPhone 6s de 16GB de capacidad es rastrero, rácano y diez apelativos más que no usaré para no ofender a nadie demasiado. Hasta en Android, que se suele ir a la estela de lo que Apple propone, los 32GB se han convertido en el estándar de la auténtica gama alta. LG G4, Galaxy S6, HTC One M9, Xperia Z5. Todos superan en almacenamiento básico a los iPhone 6s y 6s Plus y eso, francamente, debería ser una vergüenza para Apple. Y ojo como la gente le pille la gracia a grabar vídeos 4K, el almacenamiento interno va a volar.

iPhone 6s y iPhone 6s Plus

Lo peor: la batería del iPhone 6s

Apple no da datos, ellos son así. Valoran la experiencia sobre cualquier otro aspecto técnico y es por ello que hacen cosas como no decir la memoria RAM o la batería de sus dispositivos, y como defender que sus pantallas Retina tienen resolución más que suficiente. Podemos preguntar si queréis a quienes gozan de modelos de 4,7 pulgadas FullHD o a quienes superan ampliamente los 500 píxeles por pulgada. Pero mi queja aquí es con la batería. Mucha experiencia y demás pero el talón de Aquiles de los iPhone es la autonomía desde hace mucho tiempo. Con los nuevos modelos no sólo no crece la batería sino que se reduce. Ha hecho falta que alguien destripe el primer iPhone 6s para saber que su batería rebasa a duras penas los 1700 mAh. Apple, lo siento pero no. Tu iPhone 6s tiene la autonomía muy corta y tu obsesión por la delgadez no lo justifica. Hablamos de un terminal de más de 700 euros, ponte las pilas. Hablo de la autonomía del 6s porque el 6s Plus, al tener una batería mayor y con el uso mixto, disfruta de una mayor. Pero también podríamos hablar del modelo de 5,5 pulgadas.

Lo peor de lo peor: los precios de los iPhone 6s y 6s Plus

He esperado a este momento para resaltar los precios porque quería que se supiese mi malestar con los 16GB de partida de ambos modelos y la batería. Resulta que Apple ha decidido este año aumentar en 50 dólares/euros la barrera de acceso a sus dos smartphones. Si “compramos” la estrategia psicológica de empujarnos a comprar el segundo nivel de almacenamiento de sus terminales, Apple nos está diciendo que si queremos un iPhone que merezca realmente la pena tenemos que pagar 859 euros por un iPhone 6s de 64GB o 969 euros el mismo almacenamiento en el iPhone 6s Plus. Qué queréis que os diga, para mí se les ha ido la cabeza. Machacamos al resto de fabricantes por fijar precios a sus smartphones por encima de los 700 euros y nuestro querido Apple ha rebasado los 800. De locos.

iPhone 6s y iPhone 6s Plus

Conclusión

Con sus pros y sus contras, Apple ha vuelto a decir al resto de fabricantes cómo deben fabricar sus smartphones a partir de ahora. Funcionalidades, colores y calidad de construcción, todo ha quedado redefinido de nuevo. Por suerte, la gama alta de Android lleva ya tiempo a un magnífico nivel y la batalla en la gama alta estrecha sus márgenes año tras años. Confiemos en que los precios no se contagien también, claro está. Aunque los iPhone siempre han sido para los que se los pueden pagar debido a su política de no reventar los precios que les garantiza el mantenimiento de una buena segunda mano.

Y para los terminales subvencionados, qué duda cabe.

Un comentario

  1. No estoy de acuerdo con algunos puntos, el primero es que no pienso que el rosa sea un punto bueno o malo, es un color diferente para distinguirse de un 6, no es la primera vez que lo hacen y en si mismo no es ni bueno ni malo.
    La versión de 16gb es a todas luces insuficiente para un uso normal/intenso, pero sirve para tener un modelo desde y es un modelo demandado en las empresas que adquieren este terminal para sus trabajadores, y que no quieren que los usen para otra cosa que no sea trabajar. Y si, es ridiculo que esta versión no se ofrezca única y exclusivamente a sector empresarial, pero seguro que si se hiciera habría quien querría comprarlo por su menor coste.
    El tema del precio, un precio alto no es un punto a favor ni tampoco en contra, a no ser que valoremos el precio como una cualidad fundamental a la hora de elegir terminal, pero en ese caso nuestra mirada no debe dirigirse hacia el iPhone.
    El iPhone aspira a ser el top en la telefonía móvil, el gama alta de los gama alta, un modelo aspiraciónal, por lo tanto va ser caro, es mas, va a ser el mas caro, por que si hubiera modelos más caros que el, que lo igualaran a nivel aspiraciónal, el iPhone habría perdido su mercado y su razón de ser.
    No se si me explico con claridad, pero una cosa esta clara, nunca habrá un iPhone barato, es mas me atrevo a decir, que los que han tratado de competir con el iPhone en su rango de precios, han perdido.

    PD-respecto al podcast, si se permitirá la instalación de aplicaciones con tamaño superior a 200 megas en el Apple TV, y se ha explicado en otras webs como van a hacerlo, y si, parece que se confirma que el 6s lleva 2 gen de ram.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here