El fenómeno phablet se remonta al año 2005

0

Los equipos conocidos bajo el apodo de ‘phablets’ se caracterizan, principalmente, por ser móviles de gran tamaño —llegando incluso a las 6 pulgadas— y que ofrecen una solución mixta entre un teléfono móvil y una tableta.

Entrados en el año 2011, la coreana Samsung sorprendía al sector y presentaba en sociedad un terminal de gran tamaño bautizado como Samsung Galaxy Note y que, a priori, no hizo reaccionar al gran público de forma positiva —intentar convencer a los usuarios que llevasen en los bolsillos de sus pantalones equipos mayores a 5 pulgadas era todo un reto—; 3 años más tarde, este nuevo nicho de mercado dentro de la telefonía móvil es todo un referente. Es más, incluso Apple ha tenido que abandonar sus ideales y rendirse a los pies de lo que los usuarios demandan: es por ello que acaba de lanzar nuevos modelos de iPhone con tamaños de pantalla de hasta 5,5 pulgadas. ¿La respuesta a este movimiento? Más de 10 millones de unidades vendidas en su primer fin de semana a la venta.

Ahora bien, ¿puede considerarse a Samsung la pionera en este nuevo sector? No puede negarse que la compañía asiática popularizó este concepto, pero ni mucho menos fue la primera en lanzar al mercado el primer ‘phablet’. Entre los años 2005 y 2011 hubieron varias compañías con ideas que podrían incluirse dentro del catálogo de los modelos híbridos; sin embargo, ninguna de ellas llegó a buen puerto. Claro que, tampoco debe olvidarse que todos estos modelos aparecieron antes de que llegase la época dorada de los smartphones —o de las tabletas—, colapsaran los catálogos de los principales comercios.

Nokia despuntaba en el año 2005

Llegaba el año 2005. La compañía de Espoo sobresalía en el sector de la telefonía móvil siendo uno de los grandes referentes del momento. Apoyada en su estatus, Nokia pensó que sería buena idea lanzar al mercado un dispositivo capaz de conectarse a Internet a través de redes WiFi sin hacer malabarismos: una práctica habitual era compartir la conexión a Internet de un móvil a través de una conexión Bluetooth. Esta idea se materializaba con el nombre de Nokia N770.

Este equipo, con un gran tamaño de pantalla (3,5 pulgadas era grande en aquella época) se presentaba como una Internet Tablet. Cabe recordar que, en aquellos años, los móviles inteligentes eran raros de ver: Palm con su serie Treo, Sony Ericsson con su serie P basada en Symbian o HP con sus modelos IPAQ; es más, tener una PDA y un móvil por separado era la combinación perfecta.

El fenómeno phablet se remonta al año 2005

Sin embargo, aunque este Nokia N770 era toda una revolución, tenía un gran fallo: no era capaz de realizar llamadas. Ahora bien, tras un par de modelos más que sirvieron de pruebas, Nokia volvía a sorprender al público con el lanzamiento de su Nokia N900. En este equipo las ansiadas llamadas telefónicas sí aparecían en su hoja de características técnicas y se sumaban extras, como disponer de un teclado deslizante que hacía sentir al usuario que, efectivamente, llevaba un ordenador en su bolsillo.

Aunque este equipo lo tenía todo a su favor para ser un superventas: pantalla de 3,5 pulgadas (estamos hablando del año 2009), todo tipo de conexiones (WiFi, HSPA, Bluetooth), capaz de reproducir todo tipo de archivos o una gran memoria interna (32 GB), el modelo no llegó a cuajar del todo en un mercado que no entendió cuáles eran sus beneficios. Ahora bien, gran parte de culpa la tenía su sistema operativo, Maemo. Éste estaba basado en Linux y hacía que instalar nuevas aplicaciones no fuese tan fácil como picar en un icono del móvil y pulsar ‘instalar’.

HTC también quiso probar suerte en este mundillo

Nokia no se quedaría sola y la taiwanesa HTC intentaría acercarse al mundo ‘phablet’ con un curioso equipo: el HTC Advantage X7500. Se trataba de una gran PDA con capacidades móviles que se basaba en la desaparecida plataforma Windows Mobile y que no dejaba a nadie indiferente con su pantalla de 5 pulgadas.

HTC también quiso probar suerte en este mundillo

Asimismo, este terminal venía acompañado de un teclado de tipo QWERTY que se acoplaba de forma magnética al dispositivo transformándolo en todo un alarde de productividad en movilidad con un aspecto de pequeño portátil; este teclado también tenía la función de tapa protectora.

Con él se podía hacer de todo: editar documentos de Office, llamar por teléfono, navegar cómodamente, sacar fotografías, usarlo como navegador GPS…pero, ¿cuáles eran sus principales desventajas? Un peso superior a cualquier modelo del momento (sobre los 350 gramos) y un precio que hacía que este HTC Advantage X7500 no fuera apto para todos los bolsillos: casi los 1.000 euros.

Dell se acercó poderosamente al concepto ‘phablet’

Si tuviéramos que indicar a un fabricante como pionero en este sector, sin duda alguna sería Dell. Ya metidos en plena época del popular sistema operativo para móviles de Google, Android, la compañía americana sorprendía con un dispositivo llamado Dell Streak.

La idea detrás de este Dell Streak era proponer al público consumista un equipo que realmente sacara todo el potencial de las herramientas online de Google a través de su sistema operativo. Y todo ello recogido en un terminal de 5 pulgadas.

Dell se acercó poderosamente al concepto ‘phablet’

Salió a la venta en Estados Unidos allá por el año 2007 con la versión Android 1.6 alias Donut instalada; una versión poco optimizada del sistema operativo y que nada tiene que ver con lo que puede verse actualmente en los móviles inteligentes más modernos. Llegó a actualizarse hasta Android 2.2 Froyo, aunque paradójicamente, este modelo se descontinuó el mismo año en el que la terminología ‘phablet’ daba sus primeros pasos: el Dell Streak desaparecía del catálogo de la empresa el mes de agosto de 2011 y un mes más tarde, en la feria tecnológica IFA, Samsung mostraba su nueva categoría de productos.

El principal hándicap de los tres modelos fue no apostar por aplicaciones que sacasen el máximo rendimiento de sus características. Además, a la americana Dell se le sumaba que no era principalmente una de las marcas más conocidas en el sector smartphone.

¿Habéis tenido alguno de estos modelos?



Sin comentarios

Dejar respuesta